Página 12 - Revista Unifrut

Versión de HTML Básico

Es la ciencia del diagnóstico y control de las en-
fermedades de las plantas. Cubre el estudio de los
agentes infecciosos que atacan plantas y desórde-
nes abióticos o enfermedades fisiológicas, pero no
incluye el estudio de daños causados por herbívo-
ros como insectos o mamíferos. Se calcula que en el
mundo se pierden alrededor del diez por ciento de
la producción de los alimentos debido a las enferme-
dades de las plantas.
Historia y evolución de la
fitopatología
El hombre tiene conciencia de las enfermedades
de las plantas desde épocas remotas. En Los Vedas
(1200 A. C.), el libro más antiguo que existe, se men-
ciona a las pudriciones de los cultivos. En el Antiguo
Testamento se menciona a los mildiús y tizones jun-
to con las guerras y enfermedades humanas, como
las más grandes calamidades de los pueblos. Teofas-
tro: filósofo griego que vivió desde 370 - 286. A. C.,
fue el primero en estudiar, con base a observaciones,
enfermedades en árboles, cereales y leguminosas.
Precisó que las enfermedades eran más severas en
tierras bajas que en las laderas y que las royas eran
más comunes en cereales que en leguminosas.
Los romanos designaron a Robigo como el Dios de
los granos (cereales). Cuenta la leyenda que Robigo
se había enfurecido porque un niño amarró paja de
cebada a la cola de un zorro y le prendió fuego, en-
tonces en castigo les envió las royas de los cereales
que arrasaban sus campos, es así que cada año, an-
tes de la primavera, es decir, antes que aparecieran
las royas, los romanos celebraban las
“Robigalías”
.
Eran días de fiesta donde se hacían sacrificios de
perros de color rojo y de ovejas con la finalidad de
apaciguar la furia del Dios Robigo y no se les envíe
las royas. La invención del microscopio por Antonio
Van Leewenhoeck, a mediados del siglo XVII, dio co-
mienzo a una nueva era en las ciencias de la vida.
Se estudió y descubrió la anatomía de las plantas, se
descubrieron a los hongos, a las bacterias y otros mi-
croorganismos.
En 1729, Michelli, observó que las partículas de polvo toma-
das a partir de un hongo y depositadas en rodajas de melón
recién cortadas, reproducían a menudo la misma clase de
hongos. Concluyó que las partículas eran las semillas (es-
poras) de los hongos y que los hongos que aparecían en
diversos alimentos eran producidos por las semillas que son
transportadas por el aire.
En 1755, Tillet, estudió el carbón cubierto del trigo y des-
cubrió que este se transmitía por la semilla botánica. Tillet
mezcló el polvo negro (esporas) de un trigo infectado con
semillas de un trigo sano y observó que el carbón era mu-
cho más abundante en plantas formadas a partir de las se-
millas mezcladas con el carbón, sin embargo, Tillet pensó
que la causa era una sustancia venenosa contenida en el
polvo y no al hongo en sí.
1807, Prevost, demostró que el carbón cubierto la ocasio-
na un hongo, estudió la reproducción y germinación de las
esporas. También observó que sumergiendo las semillas en
sulfato de cobre se prevenía la enfermedad. Sin embargo,
sus descubrimientos se adelantaron a su época y fueron re-
chazados por casi todos sus contemporáneos que por esas
épocas aún creían en la Teoría de la Generación Espontánea.
Entre 1845-1846, en Irlanda, se produjo una epifitia devas-
tadora en el cultivo de la papa causada por el Tizón Tardío.
Aproximadamente 250,000 irlandeses murieron de inani-
ción y más de un millón y medio de ellos migraron a los
Estados. Unidos. Algunos investigadores describieron los
aspectos de la enfermedad, pero fue De Bary en 1861 quien
demostró experimentalmente que era
Phytophthora infes-
tans
el causante de esta enfermedad.
En 1853, De Bary, ya venía trabajando con hongos de la
Roya Negra del trigo y el Tizón Tardío de la papa, y concluyó
que éstos son la causa y no el resultado de la enfermedad
de las plantas, echando por tierra la Teoría de la Generación
Espontánea. De Bary descubrió también el papel importan-
te que cumplía el Berberis sp. como hospedante alternante
de la Roya Negra del trigo.
En los años 1875, 1883, 1912, Brefeld, introdujo y desarro-
lló técnicas completas para el cultivo de microorganismos
mismos que fueron perfeccionados por Koch y Petri. Esto
permitió el desarrollo de muchos patógenos en laboratorio
y el estudiar sus características.
Fit
o
patol
o
gia