Página 18 - Revista Unifrut

Versión de HTML Básico

Como consecuencia de la presencia de D.
suzukii, los fruticultores de los EE.UU se han
visto forzados a cambiar sus programas de
control de plagas (MIP) lo cual ha causado
problemas inesperados con la aplicación
de productos químicos que han causado el
resurgimiento de plagas que en el pasado
no habían presentado problema alguno
(García, C., et al., 2011).
En México, aún no se ha reportado la pre-
sencia de
Drosophila suzukii.
Sin embargo,
de acuerdo a la biología de la plaga, existe
peligro potencial de que la plaga se esta-
blezca en muchas de las regiones frutícolas
del país donde pudiera causar pérdidas
económicas enormes. Por esta razón la
mosca del vinagre de las alas manchadas es
una plaga de bastante importancia econó-
mica que requiere atención especial desde
el punto de vista cuarentenario.
Conforme a lo anterior y dado que es una
amenaza para nuestra fruticultura, se hace
necesario contar con información técni-
ca y científica de
Drosophila suzukii
, que
permita tomar las decisiones oportunas en
materia fitosanitaria en la importación de
productos hospederos de esa especie pro-
venientes de regiones o países donde ya se
ha establecido esta plaga.
Algunos aspectos de la biología y morfolo-
gía de esta plaga que son de importancia
para su detección y monitoreo son:
El ciclo biológico se puede completar varias
veces durante una temporada. En el 2010
el modelo de Unidades Calor
(Degree Day
model)
predijo de 5 a 6 generaciones para
la región de la costa del Pacifico. En el in-
vierno las moscas están debajo de la nieve
como pupas o como moscas adultas.
A diferencia de las moscas del vinagre comunes, la
Drosophila suzukii
tie-
ne una preferencia por los frutos sanos que están a punto de madurar. Esta
característica hace a esta mosca un peligro potencial para todos los fruta-
les que producen frutas suaves y de piel delgada lo que incluye a la fresa,
cereza, frambuesa, zarzamora, arándano, duraznos y nectarinas, además
de las uvas para consumo en fresco, jugo y vino
(Walsh et al. 2011).
Las infestaciones en los EE.UU se han observado principalmente en zarza-
mora, arándano, cereza, durazno, frambuesa y fresa. Los daños han gene-
rado hasta un 80% de pérdidas en los cultivos (Lee, J.C. et al., 2011). Las pri-
meras detecciones en California ocurrieron en el condado de Santa Cruz
en agosto del 2008 atacando cultivos comerciales de fresas y frambuesas
En mayo del 2010,
D. suzukii
se detectó causando daño económico muy
significativo en huertos de cerezas en el Valle de Santa Clara y en los con-
dados de Yolo y Stanislaus. A partir de un esfuerzo masivo para detectar la
presencia de este insecto en la región del Pacifico, en el 2009 se confirmó
la presencia de
D. suzukii
en toda la costa del Pacifico desde California has-
ta la Colombia Británica del Canadá ( Welsh et al. 2011; Bolda et al. 2010).
La
Drosophila suzukii
, es una especie invasiva nativa del sureste y este de
Asia donde ataca frutales menores y frutas de hueso. En Norte América,
esta especie fue detectada por primera vez en el 2008, en los EE.UU en
el estado de California atacando frutas de hueso y bayas. A partir de esta
facha se le ha detectado en todos los estados de la costa del Pacífico y en
la Colombia Británica del Canadá.
La mosca se encontró por primera vez en
la Florida a finales del 2009 y luego en
julio en Carolina del Norte, Carolina
del Sur y en Virginia y en Michi-
gan en septiembre del 2010.
A la fecha la mosca ha sido
detectada en 10 estados de
los EE.UU y la Columbia Bri-
tánica de Canadá, En el 2010
se le reportó en Europa en Ita-
lia, Francia y España y ha sido
identificada como una posible
amenaza para todos los países
europeos y del mediterráneo.